jueves, 21 de mayo de 2015

Reseña: Dime que es real por T.J. Klune



 Sinopsis:

¿Crees en el amor a primera vista?
Paul Auster no. Él no cree casi en nada. Tiene treinta años, un ligero sobrepeso y su mejor rasgo es su humor cruel y los coloridos comentarios que escupe mientras la vida sigue su curso. Sus mejores amigos son un perro de dos patas de nombre Ruedas, y una Drag Queen casi bipolar que se llama Helena Handbasket. Tiene un trabajo sin perspectivas en un cubículo chupa almas y está seguro de que si el loro homofóbico de su abuela lo insulta otra vez, le retorcerá el estúpido pescuezo.

Y aparece Vince Taylor.
Vince es todo lo que Paul no es: sexy, confiado y más tonto que las piedras. Y por algún motivo no deja de perseguirlo. Debe estar gastándole una broma, porque no es posible que alguien como él quiera a alguien como Paul.

Pero cuando golpea a Vince con su coche —de una forma totalmente involuntaria—, se ve forzado a mirarlo con otros ojos. Lo único que no permite que crea en Vince es él mismo; y ese es un obstáculo que no parece poder superar. Pero cuando la tragedia se cierne sobre la familia de Vince, Paul debe sobreponerse a las opiniones que tiene sobre sí mismo para estar al lado del hombre que piensa que es perfecto tal y como es.
 


Reseña


Lo primero que nos llamó la atención de Dime que es real fue la portada, cuando se publicó en inglés nos fijamos en ella, y cuando leímos la sinopsis supimos que necesitábamos que la tradujeran. Teníamos grandes expectativas, y cuando eso ocurre, suele pasar que o te decepcionas o tienes uno de esos crush que hace que pase directamente a tu lista de novelas favoritas, que relees de vez en cuando, tienes partes predilectas, incluso alguna frase que citas con los amigos a las que se la recomiendas y acabas usando en clave en situaciones  comprometidas.

La dedicatoria es un comienzo muy bueno, pero el primer párrafo… Oh Dios, es simplemente genial. Esa manera de satirizar los tópicos del género fue espectacular, nos postramos ante TJ Klune y su mordazmente sublime sentido del humor, que para el deleite de los lectores está presente a lo largo de toda la historia, incluso en las escenas subidas de tono (en las que lejos de romper el clima, lo enriquece, como dijo alguien muy sabio de cuyo nombre no nos acordamos: “me encanta que me hagan reír cuando follo”). Además siempre es un plus esa sana autocrítica que solo el humor es capaz de abordar con tanto estilo, reírse de uno mismo con esa impudicia es sexy y TJ Klune lo sabe…

Por cierto, respaldamos totalmente la teoría de Paul, el protagonista, sobre la canción del cumpleaños feliz.

Los personajes secundarios son de lo más gamberro, y sus diálogos alocados que empiezan con algo aparentemente inofensivo suelen acabar en algo delirante y divertido. La familia de Paul es bastante atípica, en particular su abuela, cuya mascota es un loro con un vocabulario de lo más variado, llamado Johnny Deep, está claro que en esta familia hasta las mascotas marcan la diferencia, no hay más que ver a Ruedas, el perro de Paul.

Otro personaje secundario que nos ha encantado es Sandy/Helena, alguien tan especial como Paul no podría tener un mejor amigo más adecuado, que se compenetra con él a la perfección en su peculiar manera de ver el mundo, capaz de darle caña cuando lo necesita (bastante a menudo, es para pensarse lo del poni…) y de llevar el ritmo de sus disparatadas conversaciones, con estos chicos es imposible aburrirse. Y cuando aparece en modo drag queen es genial, nos declaramos fans incondicionales de Helena Handbascket, la elección de ese nombre ya os dará una idea de su glamour, aunque Helena es una bitch ambiciosa y a veces aparece sin que haya actuación de por medio, y eso mola, de hecho nos gusta tanto que reivindicamos un spin off de Helena/Sandy, necesitamos saber qué es de su vida, si Papi Charlie se confabuló con Paul y Vince para que se liara con “Dare” o si dejó el mundo de los seguros para entregarse al arte…

En cuanto a los protagonistas nos encanta su atípica manera de ser románticos, y que lo que más llame la atención de ellos no sea lo más predecible. A pesar de que se presenta a Vince como el típico chico guapo, deportista cañón más bien tonto, se sale bastante de los estándares, nos recuerda a personajes como Phoebe de la serie Friends, con una lucidez atípica y unos valores que no siguen lo corriente, aunque suene manido, es sencillamente diferente, detrás de los que muchos solo ven como tonterías hay cosas que dan que pensar, y está muy bien que para variar nos den otra perspectiva que nos se nos antoja estúpida sino que puede que resulte molesta porque nos saca de la zona de confort habitual, donde todo está calculado.

Respecto a Paul, que se debate bastante tiempo entre aceptar  que se ha enamorado de alguien que parece estar más “loco” que él y que con su físico y su seguridad, incrementa sus complejos, hay que reconocer que es adorable, aunque llegue e niveles de torpeza preocupantes siempre lo hace con estilo, sin exasperar, porque Paul tiene un sentido del humor que puede con todo.

Paul y Vince se complementan a todos los niveles, pasan por momentos muy dramáticos, logrando ahondar en temas complejos y espinosos, dejando ver que ese humor y esa fuerte personalidad ha sido forjada en un pasado doloroso, pero que lejos de dejar que les cambiara o anulara, han luchado contra todos los obstáculos sin convertirse en unos amargados o unos cretinos.

En esta novela se combina la comedia y el drama de una manera magistral, mostrando unos personajes muy humanos y originales,  que nos llevan a una lectura voraz, donde empatizamos  con ellos porque se acercan peligrosamente a lo real, sin florituras ni efectismos, son capaces de hacernos llorar tanto de tristeza como de risa y eso les da un merecido  5/5 y nos deja con ganas de más.


P.D : estamos planteándonos acosar a TJ Kune para que escriba más sobre Helena y de paso el resto de este alocado elenco ¿se animan?

Pueden adquirir la la novela aquí 

4 comentarios:

  1. Me enamoré de esta novela, de los personajes y del autor en cuanto cayó en mis manos, y es una de mis preferidas. Como bien decís: "pase directamente a tu lista de novelas favoritas, que relees de vez en cuando, tienes partes predilectas". Si no lo habéis hecho, leed del mismo autor Dos hombres y un niño, es también fabulosa (pero distinta a esta, no es comedia romántica).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupenda novela la de Dos hombres y un niño, en la lista pendiente de reseñas, este autor se desenvuelve bien en estilos muy distintos.

      Eliminar
  2. la segunda parte se llama The Queen & the Homo Jock King.estoy loca por leer.ver resumenrees en el amor a primera vista ? Sanford Stewart (AKA drag queen extraordinario Helena Handbasket ) seguro que no lo hace. De hecho, más o menos cree en todo lo contrario , gracias al Homo Jock Rey . Parece Darren Mayne vive para nada más que para crear el caos en la vida perfectamente ordenada de Sandy , sólo por el placer de hacerlo . Arena lo desprecia , y nada va a cambiar su mind.Or así que thinks. está a punto de ser realistas .

    ResponderEliminar
  3. Muy buen libro me reir demacido con el (hasta el punto en que mi hermanito cree que soy anormal o algo asi) me podrian recomendar otro de la misma tematica de homo-comedia, porque la mayoria que he leido son o muy tristes o demaciado serias plsss les agradeceria la recomendacion para algo mas ligero ^^

    ResponderEliminar